Rotary: ALIANZA CON LAS NACIONES UNIDAS REALZA LA VISIBILIDAD Y RECURSOS DE ROTARY

Una panelista expresa su opinión durante el día de Rotary en la ONU 2014. El evento tiene lugar cada noviembre para celebrar la relación entre Rotary y las Naciones Unidas. Fotografía de: Rotary International/Monika Lozinska

Una panelista expresa su opinión durante el día de Rotary en la ONU 2014. El evento tiene lugar cada noviembre para celebrar la relación entre Rotary y las Naciones Unidas.
Fotografía de: Rotary International/Monika Lozinska

Si se le pregunta a casi cualquier persona de las Naciones Unidas, confirmará que Rotary ha ecabezado la , y que ha contribuido a la reducción del 99 por ciento de la enfermedad en todo el mundo desde el comienzo de la iniciativa.

Este reconocimiento no ha sido accidente alguno. Desde hace tres décadas, una red de representantes de Rotary ha venido fortaleciendo los vínculos con las Naciones Unidas, sus organismos especializados y otras organizaciones internacionales como la Liga de los Estados Árabes y la Unión Europea. Estas conexiones han mejorado la visibilidad y la red mundial de recursos de Rotary.

Por ejemplo, algunos representantes de Rotary se reunieron hace tres años con el personal de la (OEA) para revisar los requisitos de alfabetización recomendados. Los resultados de esta reunión se transmitieron a los ministros de educación de todos los países miembros de la OEA con el propósito de mejorar las habilidades de lectura. Ecuador decidió implementar el programa y acordó trabajar con tres distritos rotarios y ocho clubes en el proyecto, financiado por Rotary y apoyado por la OEA, destinado a capacitar a maestros para cumplir con las metas de alfabetización.

“Volamos a Ecuador y nos reunimos con el vicepresidente, que además es rotario”, dice Richard Carson, representante de Rotary ante la OEA. “Ha sido un proyecto exitoso y ha estado implementándose por tres años.”

“El hecho de tener una presencia en el edificio de las Naciones Unidas y participar en las reuniones de organizaciones no gubernamentales, le ha dado Rotary una gran credibilidad”, añade José Laureni, representante principal ante ONU en Nueva York. “No somos sólo un nombre que se ve en una valla publicitaria. Tenemos los medios para desplegar voluntarios en primera línea, personas a las que se puede conocer y saludar.”

Bradley Jenkins, ex representante de Rotary ante la ONU y que ahora sirve como asesor comenta, “Es una oportunidad constante que tenemos para coordinar lo que hacemos colectivamente. En estos momentos tenemos más de 8.000 clubes rotarios que participan en los proyectos relacionados con el agua. En las reuniones, hablamos constantemente del trabajo que desempeñan y por supuesto, los Becarios de Rotary pro Paz son también tema frecuente en nuestras conversaciones.”

ANTECEDENTES

Las raíces de la red de representantes de Rotary  son anteriores a la fundación formal de la ONU después de la Segunda Guerra Mundial. En 1942, los clubes rotarios de 21 países organizaron una conferencia en Londres a la que asistieron los ministros de educación para desarrollar ideas para promover la educación, la ciencia y la cultura en todas las naciones. Esta reunión fue el impulso para lo que se conoce hoy como la  -La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

En 1945 Las delegaciones de rotarios ayudaron a redactar la Carta de las Naciones Unidas en San Francisco y dieron un fuerte apoyo a la organización durante sus primeros años, hasta que la Guerra Fría convirtió a la ONU en un campo de batalla ideológico. La participación de Rotary disminuyó en las décadas siguientes, en consonancia con su política contra la participación en la política.

La chispa que restauró el interés de Rotary por la ONU fue el lanzamiento de la en 1985, y la asociación que siguió con la Organización Mundial de la Salud y el UNICEF.

“Con la llegada de PolioPlus (la campaña de Rotary para la erradicación de la polio), se hizo necesario volver a establecer nuestra presencia”, dice Jenkins.

SYLVAN BARNET JR.

Una persona fue esencial en la restauración de esta conexión. Sylvan Barnet Jr., pionero de las relaciones públicas internacionales, quién se afilió al Club Rotario de Nueva York en 1987. En un evento de Rotary en la ciudad de Nueva York ese año, el presidente de RI Charles Keller conoció a Barnet, reconoció sus habilidades para las relaciones públicas y su interés por la ONU, y lo reclutó para que restableciera el papel de Rotary como consultor del Consejo Económico y Social de la ONU.

“A partir de entonces, se convirtió en un firme defensor de las estrechas relaciones de Rotary con la ONU y diversas organizaciones,” escribió Keller en una carta a la familia de Barnet después de su muerte en enero. “El apoyo de RI a la ONU a través de los años ha sido en gran parte un producto de nuestros representantes. Barney [Barnet] fue el primero, y el modelo para todos los que han seguido.”

Laureni comenta: “Barney fue quien básicamente comenzó todo esto y lo llevó hasta lo que es hoy. Todos estamos siguiendo sus pasos. Todos lo conocían, lo admiraban, y respetaban”.

Con el paso del tiempo, la influencia de las organizaciones no gubernamentales en la ONU ha crecido, ya que las cuestiones relacionadas con el medio ambiente, la salud, la educación y los derechos humanos han adquirido un mayor protagonismo en el orden del día. Como resultado, la influencia de Rotary ha crecido. La labor de Rotary en los campos de la , el , y la , se ha beneficiado de estos lazos ya que estaán relacionados con muchos de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU.

La Directiva de Rotary ha ampliado gradualmente la red de representantes para incluir agencias especializadas de la ONU con sede en Ginebra, Viena y París. Los representantes también están vinculados a otros grupos internacionales importantes, como el Programa Mundial de Alimentos, la Organización de la Unidad Africana, y la Comunidad de Naciones. Hoy la red incluye 30 líderes rotarios, nombrados por el presidente de RI, que comunican las prioridades de Rotary de manera regular a estas organizaciones.

En 2013, el Consejo añadió dos representantes de los jóvenes ante la ONU, y nombró al ex Secretario general de Rotary Ed Futa para que sirviera como decano, encargado del establecimiento, la dirección y la estrategia parasensibilizar al público internacional sobre Rotary.

Los representantes en Nueva York también organizan un Día de Rotary en las Naciones Unidas en la que cerca de 1.000 rotarios y sus invitados celebran la décadas de relaciones entre las dos instituciones.