Juntos transformamos un manglar a la vez

Haga click para ver el pase de diapositivas.

Los daños de las tormentas y la erosión costera amenazan muchas orillas en todo el mundo, especialmente en las islas del Caribe. Además de estas preocupaciones, los problemas climáticos afectan considerablemente los ecosistemas naturales de estas islas. La isla de Nueva Providencia (Bahamas), no es la excepción.

El parque nacional Bonefish Pond, que fue establecido en 2002, tiene uno de los últimos sistemas de manglares que quedan en la isla de Nueva Providencia. Durante el tiempo de su fundación, parte del parque fue un vertedero, pero el Trust Nacional Bahamas (BNT) -una organización sin fines de lucro que protege los parques nacionales del país ha estado trabajando desde entonces para limpiar el parque y convertirlo en un área floreciente de manglares.

Algunas personas se pueden preguntar, ¿por qué necesitamos proteger los manglares?

Los manglares desempeñan una función muy importante en el mantenimiento de un medio ambiente saludable para los peces pequeños y langostas, así como la protección de la isla contra los daños de tormentas y erosión costera. Pero la población de los manglares ha disminuido y ha sido destruida por el desarrollo mundial –despertando así una gran preocupación para quienes reconocemos los beneficios inmensos que estos árboles brindan a nuestro hábitat.

Sin embargo, el esfuerzo de BNT para aumentar la población de manglares en la isla, no ha sido en vano.

180420_magroves_detailEn diciembre de 2017, nuestro Club Rotario de East Nassau, junto con Nassau Sunrise, Rotary South East, Rotary West y el Club Rotaract de East Nassau, unieron fuerzas para ayudar a plantar propágulos (o plantones) de manglares donados por Atlantis y Leon Native Plant Preserve.

El objetivo principal de esta iniciativa es preservar el medio ambiente para las futuras generaciones, pero más importante áun, para proteger a nuestras comunidades de los efectos del cambio climático. Mientras este cambio climático ocurre, los niveles de marea subirán y los países de litorales bajos, como las Bahamas, sufrirán las consecuencias.

El apoyo de los voluntarios y de los asociados con la iniciativa para crear resistencia al cambio climático del Parque Nacional Bonefish Pond, será un proyecto en curso para los rotarios, tanto locales como internacionales. De hecho, hubo un proyecto colaborativo que se acaba de realizar  el 7 de abril para apoyar esta iniciativa. Tuvimos más de 200 rotarios que visitaron en un crucero para participar en el Día de Servicio Comunitario Barry Rassin, que abordó ocho proyectos de servicio en un día. Esto nos proporcionó 45 rotarios adicionales para ayudar a limpiar los plantones en el sitio de los manglares. También tuvimos en el lugar la ayuda de rotaractianos.

Por medio de la conservación del sistema de los manglares en el parque, tenemos la esperanza que este proyecto ayudará al hábitat, a los ciudadanos de Nueva Providencia y a las futuras generaciones y así dejar un ejemplo de como otras comunidades pueden proteger sus propias costas.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.